Cómo evaluar el impacto ambiental de tu empresa
contacto
SOFTWARE DE GESTIÓN PARA LA EXCELENCIA EMPRESARIAL Demo Login +34 957 102 000
Blog Calidad y Excelencia

Cómo evaluar el impacto ambiental de tu empresa

 ISO 14001 Sistemas de Gestión Ambiental

Cada vez existe una mayor preocupación por la conservación del ecosistema y el cuidado medioambiental, por eso, cada vez son más las empresas que deciden integrar en su organización los requisitos establecidos por el estándar ISO 14001, para garantizar que la empresa es respetuosa y cuida el medioambiente.

Todas las empresas generan impacto en los entornos en los que actúan. Unas más que otras, claro, pero ninguna está exenta de ello.

Cuando hablamos de impacto ambiental, se trata de examinar el nivel de incidencia que tienen las actividades de las empresas en los ecosistemas que le rodean. La ecología es, por lo general, la disciplina que se encarga de medir este impacto. Sin embargo, algunas veces no es fácil determinarlo.

La normativa ISO publicó, en el año 1996, el estándar 14001 que plantea el desarrollo de un Sistema de Gestión Ambiental al interior de las empresas, más allá de su tamaño o su naturaleza, y que está dirigido especialmente a aquellas organizaciones que tienen un trato directo con los recursos naturales o los ecosistemas.

En la actualidad, cerca de 25.000 empresas de todo el mundo han recibido el aval de la norma en temas medioambientales, lo que les ha permitido aumentar su prestigio de cara a subvenciones o nuevos contratos.

En un primer nivel de evaluación, la norma ISO 14001 sólo exige a las organizaciones tres requisitos previos para ser certificadas:

        • Cumplimiento de la legislación vigente. El primer paso es reconocer las normas regionales, locales, nacionales o continentales que operen en los sitios. Con este marco en la mano, será mucho más fácil la adaptación al modelo ISO.
        • Implementar un proceso de política medioambiental. No todas las empresas se dedican a lo mismo, con lo cual su impacto en los ecosistemas tampoco es igual. Hay que determinar el grado de incidencia para adecuar un sistema propio.
        • Asumir un proceso de mejora continua. ISO da mucha importancia a todas las herramientas de mejora interna. Considera que es una buena forma de estar al tanto de los procesos, dentro de los cuales entran aquellos que están relacionados con el cuidado y la preservación del medioambiente.


Descárgate el e-book: Implantación de los estándares de seguridad alimentaria.  Una inversión de futuro. 

El impacto ambiental según la ISO 14001

Pero vamos al proceso en sí mismo. Es decir, a cómo puede medirse el impacto de una empresa en el entorno en el que opera.

En realidad, el objetivo de la norma ISO 14001 no es eliminar los efectos negativos en el sector medioambiental. Ésa es una labor que deja en manos de los procesos de mejora continua de cada empresa.

 

La norma, que sigue la misma estructura de los estándares ISO de sistemas gestión (Planificar, Hacer, Verificar y Actuar), plantea las siguientes etapas:

1. Establecer una política medioambiental:

Lo dicho: la empresa debe asumir como propio el objetivo de cuidado y preservación de los recursos naturales que tiene a su mano.

2. Determinar aspectos medioambientales asociados:

En este punto, las organizaciones deben analizar cuáles de sus actividades influyen de forma decisiva en el entorno. El uso del agua y la luz, la extracción de materias primas y la producción de residuos son algunos ejemplos.

3.  Identificar requisitos legales:

Cada zona o sitio de intervención está sujeta a normas específicas. Las organizaciones deben conocerlas y adaptarse a ellas.

4. Fijar prioridades en temas medioambientales:

¿Cuáles son los objetivos en materia medioambiental para la empresa? Cada una debe fijarlos en función de sus actividades y necesidades.

5. Establecer un programa de acción:

Plasmados los objetivos y la política medioambiental de la empresa, el siguiente paso es cómo llevarlos a cabo. A eso se le llama programa de acción.

6. Facilitar la planificación y el control:

Ahora bien, las empresas no sólo deben estar preparadas para estructurar un proceso en temas medioambientales, sino también para supervisarlo. Cada etapa, cada tarea debe revisarse, monitorizarse y auditarse.

7. Adaptación a nuevas circunstancias:

Pero las estructuras corporativas no pueden ser fijas. El cuidado del ambiente, como cualquier otro ámbito, está sujeto a cambios en la normativa y los procesos. El reto de las empresas es saber adaptarse a cada uno de ellos.

 

Los Sistemas de Gestión Ambiental

Identificar el impacto de tu empresa sobre el medioambiente y llevar a cabo un seguimiento y control sobre lo que acontece en tu empresa que pueda influir en esta materia, no es siempre sencillo. De ahí la importancia de implementar un Sistema de Gestión Ambiental que faciliten el cumplimiento tanto de la legislación vigente, en esta materia, como de los nuevos objetivos propuestos por la empresa, relacionados con el compromiso por el cuidado del medio ambiente y/o el ahorro energético.

Para que la implementación y seguimiento de este tipo de sistemas de gestión sea más sencilla, puedes del uso de herramientas tecnológicas como ISOTools, que te permiten automatizar todo el proceso y controlar aquellos puntos y factores clave, para que tu empresa cumpla con los requisitos necesarios.


New Call-to-action

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
top