Pros y contras de las ISO en los alimentos
contacto
Quality & Performance Management Software Demo Login +34 957 102 000
Blog Calidad y Excelencia

Pros y contras de las normas ISO para la calidad de los alimentos

Pros y contras ISO Alimentos

Norma ISO 22000

La norma ISO 22000 establece los requisitos para implantar un sistema de gestión de Inocuidad de los alimentos y garantizar, tanto a consumidores, colaboradores, inversores como proveedores, la calidad de los alimentos.

En las últimas décadas, la demanda de alimentos sanos se ha convertido en un aspecto fundamental para las empresas que operan en el terreno de la alimentación, más allá de la naturaleza de los productos que diseñan y producen.

Esto se debe, en parte, a la aparición de numerosos estándares de calidad y al interés de gobiernos e instituciones por elaborar legislaciones que garanticen unas condiciones mínimas de consumo que no pongan en riesgo la salud de las personas.

Uno de esos estándares es el de la familia ISO, que apareció por primera vez en 1987 y que, tras la publicación de la norma ISO 9001, sentó las bases para una normativa de carácter internacional sobre la gestión de la calidad. Desde entonces sus normas se han especializado en áreas y campos específicos.

En el caso de la inocuidad alimentaria, la norma correspondiente es la ISO 22000, cuyo objetivo es supervisar cada una de las etapas que hacen parte de la cadena alimentaria, desde la producción o diseño hasta la distribución y comercialización. Junto a esta norma, se encuentras otras que complementan y amplían la información facilitada en este estándar de calidad, como es la norma ISO/TS 22004, una guía para la aplicación de la Norma ISO 22000, o ISO 22005,  donde se establecen los principios generales para la trazabilidad en la cadena de alimentación humana y animal.

CTA BOTON ALIMENTOS

Descárgate el e-book: Implantación de los estándares de seguridad alimentaria.  Una inversión de futuro. 

Ventajas de las normas ISO en seguridad alimentaria

Producir o comercializar alimentos suele ser una labor que implica tareas secundarias que se van encadenando una tras otra. El producto final, pues, es el resultado de varias etapas intermedias que añaden valor al proceso.

Las compañías que han recibido cualquiera de las certificaciones ISO sobre inocuidad alimentaria tienen a su favor un mayor control de sus procedimientos, tanto si son de carácter interno como externo.  De este aspecto se derivan otras ventajas:

  • Mayor confianza hacia proveedores y terceros agentes. Existen mercados en donde las personas o compañías que asumen este rol exigen condiciones mínimas de calidad. Una empresa que cumpla con dichos estándares no sólo generará una imagen favorable; también atraerá el interés de eventuales socios.
  • Actualización permanente de sistemas. Las mejoras no son estáticas. De hecho, los procesos tienden a la actualización, la innovación y el desarrollo de nuevas ideas.
  • Genera transparencia y responsabilidad. En cuanto los procesos de gestión de la calidad se han adherido a la filosofía de la empresa, sus miembros los asumen como tal  y se esfuerzan por alcanzar los objetivos trazados.
  • Disminución de costes añadidos. Al aumentar la supervisión y el control en cada etapa de la cadena de suministros, los costes de producción son menores. De paso, se administran mejor los recursos.

 

Una desventaja: las normas ISO y el GFSI

La GFSI, siglas de Global Food Safety Initiative, es un organismo creado en el año 2000 con el objetivo de proporcionar transparencia en todos los eslabones de la cadena alimentaria y reducir los riesgos de la inocuidad alimentaria.

Desde ese momento, grandes industrias y redes de distribución de alimentos, bebidas y embalajes se han alineado con los criterios establecidos por el GFSI.

En la actualidad, las principales normas reconocidas por este organismo son: el FSSC 22000, basado en las normas ISO; el BRC Global Estándar; el IFS Food Version; el SQF Code; el GRMS; el CanadaGAP y el GlobalGAP, entre otros.

Sin embargo, en dicha lista no se incluye la normativa ISO sobre inocuidad alimentaria. El GFSI aún no reconoce estos estándares de calidad. Las empresas que ya cuentan con una certificación ISO deben superar una auditoría adicional para adherirse del todo al criterio establecido por el GFSI.

El principal argumento para que esto sea así está en el apartado de prerrequisitos, que en el caso de las normas ISO se consideran incompletos.

De esta manera es como ha surgido la normativa PAS 220, que fue elaborada por cuatro empresas que conforman el denominado grupo G4 del sector de los alimentos: Nestlé, Danone, Kraft y Unilever. Su objetivo no fue otro que complementar los postulados de ISO y describir procesos que hasta ese momento estaban sólo enunciados.

 

La automatización y control de la calidad de los alimentos con ISOTools

Automatizar la gestión de los procesos que intervienen en la cadena de elaboración de los alimentos y su seguimiento, además de simplificar y mejorar la gestión, facilita su control.

Herramientas como ISOTools, están diseñadas para automatizar los sistemas de Gestion de Seguridad alimentaria basados en la norma ISO 22000. Además, este software facilita el análisis de peligros y la monitorización de los puntos críticos, ofreciendo mayores garantías de calidad y seguridad de los alimentos.

CTA TIRA ALIMENTOS

New Call-to-action
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR