ISO 22000 Archives - Página 4 de 4 - Software ISO
cerrar

Software para la Gestión de la Excelencia

Cerrarcerrar_megamenu

Sobre ISOTools

Cerrarcerrar_megamenu
PLATAFORMA TECNOLÓGICA PARA LA GESTIÓN DE LA EXCELENCIA Demo Login

ISO 22000

Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) o Good Manufacturing Practices (GMP), son los principios establecidos por la legislación sanitaria vigente (Decreto 3075 de diciembre 23 de 1.997). Dichos principios se aplicaran a las actividades de fabricación, proceso, envase, almacenamiento, transporte, distribución y comercialización para asegurar la máxima calidad de los productos.

Dicho de otra manera, son una serie de herramientas que se usan en la industria de la alimentación. Con ellas, se pretende obtener productos seguros para el consumo. Con las BPM se aplican metodologías en la manipulación de alimentos y su higiene y seguridad, para evitar enfermedades transmitidas por alimentos. Forman parte de un Sistema de Aseguramiento de la Calidad para la producción homogénea de alimentos, y son monitoreadas para que al aplicarlas se obtengan los resultados esperados, en función de las especificaciones de las normas que se apliquen.

En rasgos generales, BPM tiene el objetivo de cumplir con la normativa vigente. Sin embargo, tiene una serie de especificaciones para cada sector o producto, contando con un patrón común dirigido por la Comisión Codex Alimentarius de la OMS.

En los códigos BPM se contempla todo el proceso alimentario (desde la siembra hasta la venta al usuario final). Por ello, requiere una auditoría permanente para asegurar el cumplimiento del sistema. Hay diez aspectos de verificación sobre los que gira el proceso:

1. Infraestructura edificación y operacional.
2. Materias primas, insumos directos e indirectos.
3. Métodos y procedimientos.
4. Equipos, utensilios y herramientas.
5. Personal (prácticas, capacitación, elementos de protección.
6. Producto terminado.
7. Servicios.
8. Manejo de residuos.
9. Control de Plagas.
10. Logística, transporte y distribución.

Básicamente, se trata de que las infraestructuras física y funcional cumplan la legislación sanitaria; contar con un personal capacitado en su respectiva responsabilidad; Disponer, de una forma imprescindible de programas de saneamiento tales como limpieza, desinfección, etc; y hacer un seguimiento y control al Plan de Cumplimiento Sanitario.

BPM coexiste con otros estándares, los cuales interactúan entre sí, como son HACCP (Análisis de Riesgo de los Puntos Críticos de Control) y POES (Procedimientos Estandarizados de Operaciones Sanitarias). Además, el comercio internacional exige estos estándares de calidad como condición básica para la exportación o importación de alimentos.

Por último, destacar que la utilización de estas herramientas genera multitud de ventajas que no solo afectan en materia de salud, sino que aportan al empresario una reducción de pérdidas por un producto descompuesto, así como una mejora en el posicionamiento de sus productos, debido al reconocimiento de sus atributos beneficiosos para la salud.

ISOTools le ofrece todo el conocimiento necesario para obtener la máxima calidad en su empresa, y obtener los mejores resultados en el sector de la alimentación.




La seguridad alimentaria se ha transformado en los últimos años en una de las prioridades a nivel mundial tanto entre las empresas como entre los consumidores. Las personas somos cada vez más conscientes de lo que comemos y sobre todo de cómo queremos comer.

Por estos motivos, existen multitud de estándares de calidad para las empresas dedicadas al sector de la alimentación entre los que podemos destacar:

  • CanadaGAP
  • Food Safety System Certification ( FSSC22000)
  • The Global Aquaculture Alliance ( GAA )
  • Safe Quality Food ( SQF)
  • Food Version5– International Food Safety (IFS Food)
  • Global Read Meat Standard (GRMS)
  • Good Agricultural Practice  (GLOBAL GAP)

Hoy nos centramos en la British Retail Consortium o BRC Global. Como su nombre indica es de origen inglés, pero gracias a que este conjunto de estándares se especifican para casi cada paso de la cadena de valor de la industria alimentaria, desde la producción hasta los productos de consumo, se ha expandido internacionalmente contando con más de 17000 proveedores certificados en casi todo el mundo.

Aunque este conjunto de estándares no es de obligado cumplimiento, la BRC consigue que exista un nivel de calidad estándar y un sistema estable de seguridad y calidad en toda la cadena; algo fundamental cuando el nivel de exigencia, tanto legal como por parte del consumidor final, es cada vez mayor y se seguirá incrementando en el futuro.

Ya hemos visto que existen muchos estándares. ¿En qué se diferencia la BRC?

Se diferencia en que cuenta con un sistema común de evaluación, reduciendo en gran medida el número de auditorías necesarias con el consiguiente ahorro de recursos y tiempo para las empresas certificadas, así como hacer más transparente la certificación a lo largo de la cadena de valor y facilitando el acceso a mercados internacionales.

El sistema de calidad se basa en 6 aspectos:

  • Sistema APPCC: Basado en el Codex Alimentarius
  • Sistema de control de la calidad: Basado en normas ISO donde se exige la gestión documental, manuales…
  • Normas entrono a la planta de producción: referentes a la contaminación, la localización, seguridad de la fábrica, instalaciones…
  • Controles referentes al producto: su envasado, los análisis que pasa, no conformidades…
  • Controles relativos al proceso: controles de calidad, del mantenimiento de las instalaciones, de las calibraciones, de la maquinaria…
  • Aspectos relativos al personal: basados en los mismos principios que para los manipuladores de alimentos.

Desde el pasado 1 de Enero de 2012 la norma sufrió algunas modificaciones para mejorar la puesta en práctica de los sistemas y hacerlos más claros y simples a la vez que efectivos, por ejemplo reordenando requisitos que en versiones anteriores aparecían en diferentes apartados, la documentación de los programas de requisitos previos, la revisión de los alérgenos, la interacción que se produce entre los alimentos y los envases y a exigencia de formación por parte de empresas cualificadas a los trabajadores temporales.

Los procesos e instrumentos para el cumplimiento de todos estos aspectos pueden resultar tediosos si no se cuenta con un sistema de gestión apropiado. Por este motivo, ISOTools, mediante la plataforma tecnológica para la gestión de la excelencia, provee de herramientas eficaces para hacer de la implantación y gestión de este tipo de sistemas una tarea más simple que no requiera unos recursos excesivos en materia de tiempo y trabajadores.


top