Saltar al contenido principal

ESG Greenwashing

Criterios ESG para combatir el GreenWashing

Portada » Blog Calidad y Excelencia » Criterios ESG para combatir el GreenWashing
5/5 - (1 voto)

ESG y GreenWashing

Los criterios ESG han ocupado un papel clave en las organizaciones de todo el mundo y actualmente son criterios de obligado cumplimiento para cualquier organización que pretenda progresar, conseguir inversionistas, acceder a mercados de todo el mundo y alcanzar metas superiores.

Los inversionistas buscan invertir su dinero en organizaciones sostenibles que, además, cuenten con una reputación corporativa intachable, que cumplan con buenas prácticas de gestión ambiental, social y de gobierno con las que sentir que su cartera de inversión está compuesta por piezas de las que se sienten orgullosos. Bajo esta premisa y teniendo en cuenta que las administraciones son cada vez más duras respecto a regulaciones ambientales, sociales y de gobierno, el cumplir con criterios ESG es fundamental.

Con esta dinámica las organizaciones que promulgan estar alineadas con los criterios ESG son cada vez más, y es que es muy fácil promulgar este mantra para generar imagen corporativa, atraer inversión o acceder a fuentes de financiación que de otro modo no serían posibles, pero tengamos en cuenta algo: La sostenibilidad no es un fin, ni un medio, es un valor, un pilar básico que sostiene a la organización y todas las actividades que lleva a cabo.

Cuando no se toma la sostenibilidad como principio si no como medio para acceder a financiación o promulgarse en nuevos mercados, estamos cayendo en lo que se conoce como Greenwashing.

CTA post Botón Contacto 2

Reciba asesoramiento de un consultor experto de ISOTools sin compromiso

¿Qué es el Greenwashing?

Es el hecho que se produce cuando las organizaciones no cuentan con la sostenibilidad integrada en su estrategia corporativa, cuando no forma parte de su core si no que la asumen como un medio para alcanzar otros objetivos. Simplemente es una herramienta para «lavar su imagen» o alcanzar metas egoístas, pasando por encima de los stakeholders.

Como podemos imaginar, esta es una práctica de alto riesgo que, tarde o temprano, tendrá consecuencias negativas, ya sean en lo relacionado con el mercado o con desinversiones, sanciones administrativas o de otro ámbito.

A pesar de esto, es muy fácil que una organización caiga en estas malas prácticas por mero desconocimiento o por falta de implicación con sus políticas de sostenibilidad.

¿Cómo evitar el Greenwashing?

El Greenwashing se evita con compromiso, con una creencia firme de que una organización orientada a criterios ESG será sostenible en el futuro. Se evita cuando la sostenibilidad forma parte de su core y su estrategia corporativa de principio a fin, guiando sus actos, políticas, decisiones y objetivos.

Para conseguir esto, obviamente lo primero es contar con un compromiso firme de la dirección de la organización que será quien haga permear este principio por toda la jerarquía e impregnar a todos los colaboradores, algo que, seguro, agradecerán. A todos nos gusta trabajar en una organización que trascienda más allá del aspecto económico, verdad?

Pasos para evitar el Greenwashing.

Una vez contamos con todo el apoyo y compromiso de la alta dirección y esta filosofía está permeando por toda la organización es necesario dar una serie de pasos y contar con los recursos necesarios para ponerlos en marcha, mantenerlos en el tiempo y mejorarlos de forma continuada conforme a la experiencia.

  • Autoevaluación de sostenibilidad. Es clave saber en qué punto estamos, que hemos hecho hasta ahora que qué impacto hemos tenido. en función de lo que se detecte ya contaremos con un punto de partida que sirva de referencia en el futuro.
  • Detectar que criterios son importantes para nuestros stakeholders: para ello suele utilizarse un análisis de materialidad que, mediante preguntas estandarizadas, permita detectar que es importante y en qué medida para nuestros grupos de interés. Esto nos permitirá establecer prioridades y alinear estas con los objetivos corporativos económicos y de desarrollo ya que como es evidente, si una organización no es rentable, tampoco podrá aportar nada al resto de grupos.
  • Detectar riesgos y oportunidades ESG: En la actividad diaria de la organización ya existen implicaciones ESG y se debe hacer un ejercicio de reflexión detectando cuales de estas actividades son relevantes y cómo están impactando (con datos e indicadores) en los criterios de sostenibilidad y esas prioridades que hemos detectado. Obviamente no debe quedar aquí si no que se deberán tomar las medidas necesarias para aprovechar las oportunidades en materia de sostenibilidad y reducir los posibles riesgos que se pudieran presentar en relación a estos criterios ESG.
  • Definir objetivos, estrategias y planes de acción: Ya que sabemos donde estamos, que es lo importante y como impacta nuestra actividad diaria, es hora de marcar objetivos y definir cómo vamos a hacer para alcanzarlos, incluyendo indicadores (alineados con el análisis de materialidad), recursos y responsables. Esto debe ser tratado no como un plan estrategico aislado si no que debe formar parte de la estrategia de la organización. Este último punto es clave para evitar caer en el greenwashing ya que no debe ser un medio si no un fin.
  • Establecer los medios materiales y técnicos para alcanzar estos objetivos: Suele pasar que las organizaciones no cuentan con los sistemas de información y control para saber en cada momento el grado de avance y desviación hacia el cumplimiento de sus metas. Si integramos los criterios ESG y optamos por marcos de trabajo como GRI o pretendemos presentar Estados de Información No Financiera (dos opciones que requerirán el tratamiento de un gran volumen de información) es un buen momento para implementar un Sistema de Gestión que permita, no solamente la medición si no que nos ayude desde la definición de la estrategia hasta la mejora continua.

Software ISOTools para la Gestión Integral de la Sostenibilidad.

ISOTools provee a las organizaciones comprometidas con la sostenibilidad de las herramientas necesarias para hacer más eficiente y productiva su gestión de la sostenibilidad. Gracias a ISOTools Sostenibilidad la organización podrá gestionar de forma centralizada toda su estrategia en alineación con los distintos marcos de trabajo de sostenibilidad, contando con ellos precargados y listos para utilizar.

Gracias a aplicaciones como la gestión de objetivos, indicadores, planes de acción, gestión de personas, mejora continua y otros aplicativos contenidos en la Plataforma ISOTools, conseguirá una gestión integral con la que maximizar las oportunidades de éxito.

CTA post Tira Contacto 2

RECIBA ASESORAMIENTO SIN COMPROMISO

¿Desea saber más?

Entradas relacionadas

Implementar una estrategia de sostenibilidad paso a paso

Estrategia de sostenibilidad A través de la estrategia de sostenibilidad, las organizaciones establecen cuál es su orientación hasta…

Ver más
Ventajas SGSI
Ventajas de tener un sistema de gestión de seguridad de la información (II)

Sistema de Gestión Seguridad de la Información En el anterior artículo tratamos cómo las organizaciones se beneficias del…

Ver más
Riesgos IT
¿Cómo gestionar riesgos IT con la nueva ISO 27002?

Riesgos IT Lo primero que debemos saber antes de abordar cómo gestionar los riesgos en tecnologías de la…

Ver más