Desarrollo compartido (económico, social y ambiental)
cerrar

Software para la Gestión de la Excelencia

Cerrarcerrar_megamenu

Sobre ISOTools

Cerrarcerrar_megamenu
PLATAFORMA TECNOLÓGICA PARA LA GESTIÓN DE LA EXCELENCIA Demo Login
Blog Calidad y Excelencia

Desarrollo compartido (económico, social y ambiental)

Desarrollo compartido (económico, social y ambiental)

Desarrollo compartido (económico, social y ambiental)

El desarrollo compartido (económico, social y ambiental) se trata de un concepto que se desarrolló durante los últimos años del siglo XX. Este nació con la voluntad de suponer una alternativa a concepto tradicional de desarrollo, poniendo el foco sobre la reconciliación entre el bienestar económico, de la sociedad y de los recursos naturales.

El objetivo principal de este tipo de desarrollo es evitar comprometer la vida en el planeta, fomentando la calidad de vida de todas las personas. En la actualidad, de forma generalizada, se ha extendido la preocupación por atajar las consecuencias del cambio climático, cuidar el medio ambiente, así como conservar todos los bienes materiales e inmateriales de interés histórico-cultural.

Con todo ello se persigue que las nuevas generaciones se encuentren un planeta sostenible a lo largo del tiempo. Para ello será necesario implementar proyectos viables hacia el desarrollo compartido (económico, social y ambiental), teniendo en cuenta estos tres pilares tanto por las comunidades como por las personas y las empresas.

 

Sostenibilidad económica

Esta vertiente del mencionado desarrollo compartido implica que toda su actividad se mueva hacia la sostenibilidad social y económica. Todo ello si fuera rentable y financieramente posible.

Además, la sostenibilidad económica también persigue el impulso del crecimiento económico en pro de la generación de una riqueza equitativa y que no dañe los recursos naturales. Con el fin de llegar a potenciar las otras dos vertientes de este desarrollo compartido, para el logro de un desarrollo completo, se precisa de una inversión y un reparto igualitario de los recursos económicos existentes.

 

Sostenibilidad social

La sostenibilidad social como uno de los pilares del desarrollo compartido persigue el desarrollo de las comunidades, las culturas y todas las personas. De este modo se alcanzará globalmente una calidad de vida, educación y sanidad adecuada y equitativa para todo el mundo.

En este sentido, la búsqueda y el fomento de la igualdad de género es otra de las bases que ayudan a configurar lo que se entiende como sostenibilidad social. En este punto se fomentará la cohesión social en la búsqueda de objetivos comunes.

La sostenibilidad social perteneciente al desarrollo compartido (económico, social y ambiental) implica la mitigación de cualquier impacto social negativo causado por la actividad de las personas. De manera paralela se fomentará y se potenciarán aquellos impactos considerados positivos.

 

Sostenibilidad ambiental

La sostenibilidad ambiental del desarrollo compartido (económico, social y ambiental) aboga por la compatibilidad entre las diferentes actividades llevadas a cabo por las personas y la preservación tanto de los ecosistemas como de la biodiversidad. De esta forma se trata de evitar la degradación del medio ambiente.

En este aspecto se incluyen cuestiones tales como el consumo de recursos difícilmente o no renovables, la generación de emisiones y residuos y los diferentes impactos derivados de la actividad, entre otros aspectos. Para que se consiga cierta estabilidad, el pilar constituido por la generación de residuos y emisiones tiene que ser correctamente controlado.

 

Condiciones para el desarrollo compartido

Los limites con los que cuentan los recursos naturales hace necesario el establecimiento de tres reglas básicas relacionadas con el ritmo del desarrollo compartido. La primera de ellas establece que ningún tipo de recurso renovable debe utilizarse a un ritmo mayor que el establecido por su propia generación.

La segunda regla dice que ningún producto ni sustancia contaminante se debe generar a un ritmo mayor que aquel al que pueda reciclarse correctamente, así como absorbido o neutralizado por el medio ambiente. Por último, la tercera regla del desarrollo compartido (económico, social y ambiental) establece que ningún recurso que no sea renovable se utilizará o aprovechará a un ritmo mayor que aquel que sea preciso para poder sustituirlo por un nuevo recurso renovable que vaya a ser utilizado de manera sostenible.

 

Cómo alcanzar un desarrollo compartido (económico, social y ambiental)

La actuación de manera global se presenta vital si se pretenden combatir algunos de los retos que se presentan ante las personas en la actualidad. Entre ellos puede señalarse la escasez de agua, las desigualdades, el hambre o el cambio climático.

La clave está en solventarlos a través de un desarrollo compartido (económico, social y ambiental) apostando tanto por el crecimiento económico, el progreso social y el equilibrio medioambiental. La forma de alcanzar estos hitos es más sencilla a través de la hoja de ruta que suponen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

 

Software ISOTools

El Software ISOTools para el desarrollo compartido (económico, social y ambiental) sirve para establecer, implementar y llevar a cabo la estrategia de la organización en pro del cumplimiento de las acciones de Desarrollo Sostenible. Ahora es el momento para optar por la rentabilidad e invertir en lo que realmente pueda ayudar a cumplir.


top