North Star VS "One Metric That Matters". ¿Qué métrica necesito?
cerrar

Software para la Gestión de la Excelencia

Cerrarcerrar_megamenu

Sobre ISOTools

Cerrarcerrar_megamenu
PLATAFORMA TECNOLÓGICA PARA LA GESTIÓN DE LA EXCELENCIA Demo Login
Blog Calidad y Excelencia

North Star VS «One Metric That Matters». ¿Qué métrica necesito para mis objetivos?

North Star VS «One Metric That Matters»

Hace algunas semanas hablábamos de la North Star Metric (NSM), que es el indicador que debería reflejar el crecimiento de la organización, pero no en términos económicos si no de propuesta de valor.

En la mayoría de organizaciones los objetivos se miden en términos económicos, basándose casi en exclusiva en el beneficio, la rentabilidad, la facturación, ventas… sin embargo se olvidan de que estos indicadores son un reflejo de algo más grande. Ese “algo más grande” es el core de la organización, su propuesta de valor, que, a su vez, se integra en el propósito de la organización, su razón de existir.

 

CTA Botón Cuadro de Mando Integral

Haz click aquí y descárgate el Ebook: El Cuadro de Mando Integral - Balanced  Scorecard

 

Una propuesta de valor difícilmente se pueda medir en términos económicos. Aunque las ventas, la facturación o la rentabilidad estén directamente vinculadas a la propuesta de valor pueden verse condicionadas, tanto para bien como para mal, por manipulaciones para conseguir la venta, como rebajas, ofertas, packs promocionales o incluso por la consecución de grandes proyectos que no tengan que ver con la visión de la organización, de ahí que el auténtico indicador de crecimiento necesite reflejar la propuesta de valor y no un resultado de esta que puede no reflejar adecuadamente si nuestra propuesta de valor funciona, crece y nos acerca a la visión organizativa.

Se trata de un indicador a largo plazo, una meta a conseguir en un periodo de entre 3 y 5 años y, por tanto, y debido a lo lejana que pueda parecer, necesita otras métricas e indicadores que acerquen esa meta a la operativa de la organización. Aquí es donde entra en juego un nuevo tipo de indicador, el OMTM o “One Metric That Matters” (una métrica que importa)

¿Qué es One Metric That Matters?

Se trata de un término que nace con las técnicas de Growth Hacking, que es el enfoque en un crecimiento rápido hacia una dirección concreta, un crecimiento que se alcanza experimentando de forma constante para encontrar la mejor forma de alcanzar resultados, pero siempre basándonos en datos, resultados e indicadores.

Estos indicadores son las OMTM, lo que le aportará el enfoque a un equipo de trabajo, un indicador que nos acerque hacia la consecución de nuestra North Star Metric.

Su origen es relativamente reciente. El término fue ideado por Alistair Croll en un libro llamado “Lean Analytics”, que tenía como objetivo ayudar a las Startups (empresas emergentes) a conseguir resultados excelentes en cortos espacios de tiempo, algo que solo se puede conseguir si nos dedicamos única y exclusivamente a la puesta en marcha y mejora continua y rápida de la propuesta de valor de la organización, sin distraernos en nada que no implique crecimiento en la dirección correcta.

Si te fijas se trata de algo muy similar a lo que ocurría con los OKR, o el planteamiento que hacíamos para ver hasta qué punto Balanced Scorecard y OKR son compatibles y complementarios.

Siempre necesitaremos un objetivo claro a largo plazo y unos objetivos a más corto plazo, coherentes con el principal, que nos ayuden a enfocar nuestro día a día.

OMTM Vs NSM

Es importante no confundirlos ya que el resultado puede ser desastroso. Veamos las diferencias basándonos en distintas perspectivas:

  • Quién la emplea: Mientras la NSM será la que guíe a toda la organización hacia el crecimiento, y será utilizada por todos los departamentos de la organización, la OMTM se define para equipos de trabajo para orientar el resultado que deberían obtener para ayudar a la consecución de la NSM. Es decir, su alcance es limitado y su objetivo es mantener el enfoque de un equipo en lugar de toda la organización.
  • Vigencia en el tiempo: NSM se define a largo plazo, es un objetivo a alcanzar en 1, 3, o 5 años dependiendo de la complejidad y otros factores. Sin embargo, las OMTM tienen como función acercar esos objetivos al día a día y por tanto se definen para picos de crecimiento rápidos (Growth Hacking). Un pico de crecimiento rápido puede tener una duración de entre uno y seis meses, plazo para el cual se define el resultado a obtener.

 

¿Entonces qué métrica necesito?

Necesitas las dos, siempre. Una OMTM no tiene sentido sin un objetivo mayor ya que debe estar alineada a la consecución de una propuesta de valor firme y diferencial, y una NSM fracasará con total seguridad si no establecemos metas volantes que nos ayuden a centrarnos únicamente en lo que nos llevará a conseguir esa propuesta de valor de forma rápida y obtener así un retorno de la inversión más rápido.

ISOTools, la herramienta que favorece la gestión y seguimiento de las iniciativas estratégicas

ISOTools cuenta con una aplicación específica para la gestión de iniciativas estratégicas que permite crearlas y gestionarlas en modo Proyectos. Es posible introducir conceptos de presupuestos económicos y esfuerzos temporales para indicar la rentabilidad de la iniciativa. Además permite seguir la consecución de la iniciativa en 2 dimensiones: el % de ejecución de las actividades y el grado de eficiencia de las acciones tomadas. De esta forma, la ejecución de las iniciativas ligadas a los distintos objetivos estratégicos marcados en el Mapa Estratégico de Balanced Scorecard, se convierte en una realidad más cercana.

CTA Tira Cuadro de Mando Integral

-

top