¿Balanced Scorecard o Hoshin Kanri?
cerrar

Software para la Gestión de la Excelencia

Cerrarcerrar_megamenu

Sobre ISOTools

Cerrarcerrar_megamenu
PLATAFORMA TECNOLÓGICA PARA LA GESTIÓN DE LA EXCELENCIA Demo Login
Blog Calidad y Excelencia

¿Balanced Scorecard o Hoshin Kanri?

Balanced Scorecard

Tanto Balanced Scorecard como Hoshin Kanri son dos modelos estratégicos de amplia aplicación en todo el mundo. Una gran proporción de empresas de éxito utilizan estos modelos para alcanzar sus objetivos, habitualmente junto a otras metodologías para el establecimiento de objetivos, análisis de datos o interpretación de los mismos.

Tanto una como otra consiguen el mismo resultado y de hecho tienen planteamientos parecidos para la consecución de los objetivos estratégicos de la organización, pero ¿son complementarios o hemos de decidirnos por uno de los dos modelos?

 

CTA Botón Cuadro de Mando Integral

Haz click aquí y descárgate el Ebook: El Cuadro de Mando Integral - Balanced  Scorecard

 

Cuando una organización no consigue el éxito que ansía suele preguntarse el por qué. ¿Qué es lo que hace que una organización no se acerque de forma sistemática a lo que considera como éxito?

La respuesta a esta pregunta no suele ser una concreta si no que es la suma de muchos factores que repercuten en los resultados. A nivel estratégico y de gerencia podemos definir los siguientes a modo de ejemplo:

  • Falta de alineación entre el plan estratégico y la operativa diaria de la organización.
  • Ausencia de objetivos clave que acerquen a la organización a su visión empresarial (en caso de tenerla definida).
  • Falta de conocimiento sobre el aporte que cada tarea aporta a la consecución de resultados.
  • Poca comunicación, complementariedad y alineación entre las distintas áreas de la organización.
  • Ausencia de un sistema de medición eficaz para el control de avance hacia el cumplimiento de objetivos.
  • Escasa correlación entre estructura y objetivos.

Incluso cuando se define una estrategia correcta y se desglosan las iniciativas que acercarán a la organización a su visión, solo un 20% de las organizaciones son capaces de ejecutar sus estrategias.

Entonces, ¿Qué supone mayor desafío, la formulación de las estrategias o la ejecución de la misma?

Suele ser mucho mas complejo para las organizaciones la ejecución y la medición de las estratégicas que la propia definición. De hecho, el 80% de los planes estratégicos que se definen se quedan únicamente en el papel, no llegándose a poner en marcha las iniciativas que se desglosan del mismo.

Modelos estratégicos para la consecución de resultados

La utilización de un modelo estratégico adecuado nos facilitará tanto la definición de la estrategia como la ejecución de las iniciativas, siempre y cuando toda la organización esté comprometida con el mismo, alineada con los objetivos y aporte en la misma dirección.

¿Balanced Scorecard o Hoshin Kanri?

Son parecidos, sin embargo, presentan gran cantidad de matices. No por ello la aplicación de uno excluye la aplicación el otro, de hecho, pueden llegar a ser complementarios.

Similitudes

  • Ambos son grandes herramientas para la planificación estratégica.
  • Tanto Balanced Scorecard como Hoshin Kanri se centran en unos pocos objetivos, los más importantes orientados hacia los intereses de los stakeholders.
  • Comparten un alineamiento vertical. Ambos buscan conseguir un objetivo final del que se desglosan todas las estrategias, objetivos e iniciativas.
  • Aunque a nivel de ejecución existen algunas ligeras diferencias, los dos modelos estratégicos se basan en el ciclo PHVA de mejora continua.

Diferencias

  • Mientras que Balanced Scorecard se centra en el establecimiento de la estrategia a medio – largo plazo, Hoshin Kanri se centra en el corto – medio plazo.
  • Hoshin Kanri cuenta con una orientación muy operativa. A tener en cuenta que se diseñó muy enfocado en industria y cadenas productivas. Mientras tanto Balanced Scorecard consigue una visión más global al contar con un menor nivel de detalle.
  • Balanced Scorecard se basa en la relación causa efecto, es decir, si aplico presión con esta iniciativa sobre este indicador para que suba, el objetivo al que hace referencia estará más cerca de conseguirse. Hoshin Kanri en cambio cuenta con una filosofía de observación de puntos de mejora, muy orientada al Kaizen.
  • La comunicación en Balanced Scorecard suele ser más jerárquica, comunicando desde arriba hasta abajo, aunque se cuente con el aporte de los distintos niveles en sus respectivas áreas o aquellas con las que se relaciona. En cambio, Hoshin Kanri, cuenta con la metodología Catchball de la que ya hablamos en anteriores artículos, gracias a la cual todos los niveles aportan.

Si nos fijamos estas diferencias hacen que sean complementarios.  No tenemos que decidirnos por uno o por otro si no que son de aplicación en distintas etapas de la planificación estratégica de la organización.

ISOTools, la herramienta que favorece la gestión y seguimiento de las iniciativas estratégicas

ISOTools cuenta con una aplicación específica para la gestión de iniciativas estratégicas que permite crearlas y gestionarlas en modo Proyectos. Es posible introducir conceptos de presupuestos económicos y esfuerzos temporales para indicar la rentabilidad de la iniciativa. Además permite seguir la consecución de la iniciativa en 2 dimensiones: el % de ejecución de las actividades y el grado de eficiencia de las acciones tomadas. De esta forma, la ejecución de las iniciativas ligadas a los distintos objetivos estratégicos marcados en el Mapa Estratégico de Balanced Scorecard, se convierte en una realidad más cercana.

CTA Tira Cuadro de Mando Integral

-

top