Metodología Catchball para el feedback en la jerarquía organizativa
cerrar

Software para la Gestión de la Excelencia

Cerrarcerrar_megamenu

Sobre ISOTools

Cerrarcerrar_megamenu
PLATAFORMA TECNOLÓGICA PARA LA GESTIÓN DE LA EXCELENCIA Demo Login
Blog Calidad y Excelencia

Metodología Catchball para el feedback en la jerarquía organizativa

Metodología Catchball

La metodología Catchball forma parte del modelo Hoshin Kanri de planificación estratégica y es una de las más eficaces para la gestión de equipos. Esta metodología permite mantener un circuito de retroalimentación abierto entre todos los miembros de la organización de forma que pueda ser bidireccional.

Metodología Catchball en origen

En origen esta metodología funcionaba como el lanzamiento de una pelota hacia abajo en la escala organizativa. Desde Gerencia se definía una estrategia y objetivos, y esta propuesta era lanzada hacia los niveles inferiores y esperaban una devolución de esta “pelota” con propuestas de acciones tácticas y comentarios.

 

CTA post Botón Contacto 2

Reciba asesoramiento de un consultor experto de ISOTools sin compromiso

 

Este proceso de “lanzamiento de pelota” se repite entre niveles y al final del proceso el objetivo es contar con la opinión de todas las personas que participarán en la consecución de los objetivos y sus aportaciones, todas ellas alineadas y compartidas para un trabajo en equipo eficaz.

Ventajas del Catchball

Esta estrategia de generación de iniciativas alineadas con la estrategia y los objetivos corporativos es especialmente apropiada para organizaciones que han conseguido implementar una estrategia de liderazgo compartido en la que todo el equipo participa y se responsabiliza de los objetivos de cada departamento y por consecuencia con los de la organización.

  • Todo el equipo conoce los objetivos corporativos: al pasar de nivel en nivel, incluso los niveles más bajos de la organización tienen conocimiento de los objetivos fijados, tanto a nivel estratégico como de indicadores.
  • Se tiene participación de todos los niveles: en una estructura tradicional y meramente jerárquica los niveles inferiores apenas participan en la definición de iniciativas y acciones mientras que, en este tipo de modelos, los niveles inferiores, generalmente muy actualizados y motivados, aportan frescura en las iniciativas. Esta frescura es especialmente útil en entornos cambiantes, tecnológicos y de incertidumbre siempre que los mandos intermedios tengan una buena capacidad de filtro y orientación.
  • Mejora el trabajo en equipo y la proyección laboral: al dar la oportunidad a niveles inferiores para definir iniciativas se consigue un alto nivel de motivación y, habitualmente, se produce el descubrimiento de capacidades personales que de otro modo tendrían una difícil percepción.
  • Se consiguen distintas perspectivas: gracias a la percepción de áreas que no están directamente ligadas con un objetivo es posible abordar funciones y acciones desde perspectivas novedosas, habitualmente además propuestas por personas que por su puesto de trabajo perciben la organización o las funciones de un departamento desde puntos de vista muy dispares.

¿Cómo poner en práctica el Catchball?

En el Catchball cada líder debe asegurarse de que los miembros de su equipo recepcionan adecuadamente la “pelota de estrategia” y tienen tiempo suficiente para comprender, analizar, investigar y aportar su opinión o iniciativas.

Exige también un compromiso, ya que con frecuencia ideas de niveles inferiores no son tenidas en cuenta ni siquiera para el análisis. En esta metodología no de debe subestimar ninguna alternativa y todas deben ser analizadas. Esto, junto al feedback ayuda a que niveles inferiores aporten cada vez mejores iniciativas y más alineadas con el objetivo final.

Una vez aceptadas las iniciativas finales, la pelota vuelve a estar en manos de los mandos intermedios, que deben asegurarse de que las iniciativas propuestas se ejecutan adecuadamente y que quienes las proponen participan activamente en ellas. Del mismo modo deben ser medidas, reportadas a niveles superiores y compartidos los datos con el equipo.

En el proceso también se tomará en cuenta la capacidad para “recepcionar la pelota”. El simple hecho de asumir responsabilidad y aportar opiniones, ya sean más o menos acertadas, debe tenerse en cuenta para el desarrollo de miembro del equipo. Obviamente no tendrá la misma proyección una persona que atrapa la pelota y aporta que una persona que simplemente la esquiva o la deja pasar a niveles inferiores.

¿Catchball solo con Hoshin Kanri?

Aunque originalmente es algo propio de este modelo de planificación estratégica su aplicación no se restringe a este modelo. Para otros modelos de planificación que cuenten con sistemas para la definición de iniciativas la metodología Catchball sigue siendo de aplicación, de hecho es muy recomendable ya que cumple con varios objetivos:

  • Consigue que toda la organización se conozca la estrategia
  • Consigue que todos los integrantes de cada equipo pueda aportar a su consecución
  • Mejora la implicación de los integrantes con los objetivos organizacionales y los específicos de cada departamento.

Software ISOTools Excellence

Como podemos comprobar, mediante el Software ISOTools Excellence, puedes obtener una plataforma integral para llevar a cabo una adecuada gestión por procesos de manera totalmente automatizada, permitiendo centralizar todas las actividades necesarias para la gestión por procesos. Además, añade a las organizaciones la ventaja de poder realizar una integración de sus sistemas de gestión basados en este enfoque a procesos.

CTA post Tira Contacto 2

RECIBA ASESORAMIENTO SIN COMPROMISO


top