Los brotes de COVID-19 y su relación con la seguridad alimentaria
cerrar

Software para la Gestión de la Excelencia

Cerrarcerrar_megamenu

Sobre ISOTools

Cerrarcerrar_megamenu
PLATAFORMA TECNOLÓGICA PARA LA GESTIÓN DE LA EXCELENCIA Demo Login
Blog Calidad y Excelencia

Los brotes de COVID-19 y su relación con la seguridad alimentaria

COVID-19

El impacto global de la influenza pandémica en la salud puede afectar a la fuerza laboral, sistemas de transporte y cadenas de suministro. El impacto del virus en otras áreas del mundo puede causar que una organización experimente una crisis alimentaria incluso antes que el COVID-19 cause serios problemas de salud.

Los indicadores comunes incluyen análisis de precios ya que la disponibilidad limitada de existencias afecta los precios en algunos casos. Los indicadores comunes para COVID-19 incluyen cierres de restaurantes y restricciones de reuniones pequeñas. Además, con el cierre de restaurantes, las alternativas como los servicios a domicilio están en auge junto con la industria minorista, ya que los consumidores muestran un comportamiento de incertidumbre. Si bien la industria alimentaria sigue siendo un sector crucial, la pandemia provocó un cambio notable y un efecto que las empresas alimentarias deben enfrentar al tiempo que garantiza que puedan continuar con las operaciones diarias.

 

CTA post Botón Contacto 2

Reciba asesoramiento de un consultor experto de ISOTools sin compromiso

 

La política de seguridad alimentaria de la Unión Europea se ocupa de los alimentos «del campo a la mesa». Su objetivo es muy amplio. Consiste en garantizar una información clara sobre el origen, contenido, etiquetado y uso de los alimentos, y también atiende la nutrición, la salud y el bienestar de los animales, así como las prácticas relacionadas con fertilizantes, pesticidas, etc. en cultivos de frutas y verduras.

España participa en esta política a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), que controla y coordina los Procedimientos de Higiene y Seguridad Alimentaria con las Comunidades Autónomas y, además, mantiene una red de alerta alimentaria muy eficiente.

La agencia (EFSA) está monitoreando la situación, y afirman que actualmente no hay evidencia de que los alimentos puedan ser una posible fuente o ruta de transmisión del virus. Según las experiencias de brotes anteriores, indican que NO hubo transmisión a través del consumo de alimentos. Y, actualmente no hay evidencia que sugiera que este coronavirus es diferente en ese sentido.

Durante la crisis de COVID-19, una de las tareas de la Agencia ha sido proporcionar información de organizaciones internacionales y compartir con ellos sus propios análisis de la relación de los alimentos con este virus. Diferentes estudios han llegado a las mismas conclusiones, han dejado en claro que no hay evidencia de que los alimentos sean una fuente o una ruta de transmisión del virus. En otras palabras, en ningún momento hemos experimentado una crisis alimentaria, sino más bien una crisis de salud.

También en la Guía de la OMS sobre COVID-19 y Seguridad Alimentaria para empresas alimentarias se afirma que no hay evidencia de contagio de COVID-19 por alimentos o envases de alimentos, que son grandes aliados de la seguridad alimentaria, así como la información nutricional y de conservación de los productos. El organismo afirma que el coronavirus es una enfermedad respiratoria, que su principal vía de transmisión es de persona a persona y que la forma de protegerse es reforzando las medidas de higiene y el distanciamiento social.

Además, todas las agencias de seguridad alimentaria han trabajado en coordinación con la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea en un documento COVID-19 de Preguntas y Respuestas y Seguridad Alimentaria. El objetivo final es transmitir tranquilidad en medio de tanta incertidumbre. El documento refleja la evidencia científica, ya mencionada por la EFSA, y los protocolos de higiene y limpieza que ya están vigentes, y que han sido reforzados durante esta crisis de salud, para evitar la contaminación por patógenos, protocolos altamente estandarizados en los supermercados.

La seguridad alimentaria frente a COVID-19

La seguridad alimentaria durante una pandemia no es una amenaza separada de los sectores de salud, bienestar familiar, comercio o servicios público y gobierno, está vinculación tan estrecha presenta una fuerte influencia en la estructura alimentaria. Se debe examinar por qué la seguridad alimentaria se integra en todos los sectores.

  • Productores procesadores del sector agropecuario
  • Empleados de la industria y del comercio
  • Asociaciones de trabajadores y agricultores
  • Organizaciones no gubernamentales (ONG) humanitarias y de desarrollo
  • Organismos nacionales de administración de emergencias
  • Empresas de obras públicas y abastecimiento de agua
  • Dirigentes y maestros comunitarios
  • Mayoristas y mercados minoristas del sector de alimentos
  • Empresas y asociaciones de transporte

Los municipios pueden ayudar a reducir posibles emergencias alimentarias mediante préstamos a lo que está sucediendo a nivel local en términos de seguridad alimentaria.  Crear adaptación comunitaria es clave para sobrevivir a los desastres. La forma de crear adaptación es comunicar, planificar, preparar e invertir tiempo y dinero mucho antes ocurre un desastre en su municipio. Sus acciones inmediatas pueden ayudar a reducir impacto negativo que una pandemia y otros tipos de emergencias pueden tener en la seguridad en su comunidad porque:

  • En el momento en que se note que hay escasez de alimentos podría ser demasiado tarde para producir más alimentos en la localidad o para esperar que los organismos internacionales hagan llegar alimentos a tiempo.
  • El transporte de alimentos a las comunidades será difícil si los sistemas de transporte se interrumpen.
  • Aunque se pueda hacer llegar alimentos a las comunidades, la compra y el almacenamiento de alimentos para poder hacer frente a una ola pandémica de más de tres meses serán muy costosos si los precios suben como es de esperar.

En muchos países, la seguridad alimentaria se gestiona a nivel nacional, sin embargo, durante una pandemia severa, los gobiernos nacionales pueden verse saturados y no pueden aportar soluciones suficientemente efectivas para cada municipio. Lo más importante es comenzar a planificar para el municipio de ahora en adelante, en caso de que su localidad tuviera que autoabastecerse de comida durante un período de tiempo.

Software ISOTools COVID-19

Gestionar todas estas medidas, nuevas y cambiantes, informar a todo el personal y hacerles llegar los procedimientos, es un proceso que lleva demasiado tiempo si no se hace a través de una herramienta tecnológica como el Software ISOTools.

Evaluar el cumplimiento de las medidas en las instalaciones o gestionar y registrar los Equipos de Protección Personal (EPP´s) entregados y en uso de forma diaria, será una de las acciones más importantes, no obstante, hacerlo de manera manual es complicado y, seguro, lioso.

Desde ISOTools queremos facilitarles esta reincorporación, queremos automatizar y agilizar sus procesos al máximo, para que proteger la seguridad y salud de sus trabajadores, no sea un inconveniente en la continuidad de su negocio.

De igual modo, reducir el intercambio físico de documentación, es una de las medidas para evitar contagios, e ISOTools, no sólo les ofrece esa opción, sino, además, la seguridad de que sus datos quedarán registrados, seguros y accesibles, según permisos, en la nube.

Somos conscientes de vuestras necesidades, y desde ISOTools, nuestro apoyo y colaboración para superar esta situación entre todos y todas.

CTA post Tira Contacto 2

RECIBA ASESORAMIENTO SIN COMPROMISO

top