Balanced Scorecard: cómo escapar del fracaso cuando se ejecuta
contacto
SOFTWARE DE GESTIÓN PARA LA EXCELENCIA EMPRESARIAL Demo Login +34 957 102 000
Blog Calidad y Excelencia

Cómo pertenecer al 1% que logra ejecutar lo planeado en el Balanced Scorecard

Estrategia Empresarial

Balanced Scorecard

Cuando se crea un Cuadro de Mando Integral o Balanced Scorecard, se hace, habitualmente, por tres motivos:

  • Por ver realizados los objetivos estratégicos.
  • Por poder emplear el comportamiento causa-efecto de los objetivos del Mapa Estratégico para la toma de decisiones.
  • Para tener la posibilidad de hacer seguimiento al Mapa mediante objetivos e indicadores.

El problema es que esto, el 99% de las veces sale mal. La intención puede ser muy buena, pero a la hora de traducirlos en resultados existe un estrepitoso porcentaje de fracasos.

 

CTA Botón Cuadro de Mando Integral

Haz click aquí y descárgate el Ebook: El Cuadro de Mando Integral - Balanced  Scorecard

 

Entonces, ¿qué están haciendo bien esas organizaciones que pertenecen al 1% de vencedores? Veamos algunas prácticas de las empresas que consiguen entrar en la cúspide del triunfo en la ejecución del Balanced Scorecard.

Crean indicadores de la Misión y la Visión

Las organizaciones que tienen implantado un modelo Balanced Scorecard para la gestión de su estrategia, desean comprobar mensualmente su evolución. Es algo común que esta comprobación se realice de forma insuficiente. La Misión y la Visión de la organización, son dos elementos centrales dentro de la filosofía corporativa. Su importancia es vital, ya que la Visión expresa el objetivo último que desea alcanzar la organización.

Aquí encontramos el primer fallo dentro del 99% de las organizaciones que emplean Balanced Scorecard: la Misión y Visión son dos conceptos que no se miden y, por tanto, no se ejecutan. Las empresas suelen tomarse muy en serio su redacción y su difusión, pero, paradójicamente, no prestan importancia a su ejecución. Muchas veces se piensa, equivocadamente, que al dar cumplimiento a los objetivos estratégicos, también se ejecutarán la Misión y la Visión, pero no es así. La Misión y Visión deben tener sus propios indicadores y se debe poder comprobar su avance, esta es la única vía para poder verlas realizadas.

Elaboran un Mapa Estratégico útil y siempre lo tienen presente

Las organizaciones suelen invertir una buena cantidad de tiempo en elaborar el Mapa Estratégico. En el mejor de los casos, se cuida la redacción de los objetivos, se le da cierto estilo visual, etc. El problema es que luego queda en el olvido. Probablemente, nadie en la organización lo va a mirar más de dos veces, a excepción de quien lo creó. El Mapa se queda guardado en un cajón y no está presente en el momento de tomar decisiones, ni lo consultan los directivos. Esto pasa, rotundamente, porque el Mapa no se ha planteado como una herramienta útil desde su concepción. Es decir, no es un mapa, porque realmente no sirve para guiar.

¿En qué fallamos cuando elaboramos un mapa estratégico? La mayor parte de las veces, no concebimos el Mapa como un todo. No creamos relaciones causales entre los objetivos y estos quedan como elementos aislados y carentes de conexiones.

Las empresas que terminan viendo ejecutada su estrategia son aquellas conscientes de la interdependencia de los objetivos y elaboran su Mapa con una visión de conjunto. Y, sobre todo, las que no lo dejan guardado en un cajón y lo usan para tomar decisiones en base a las relaciones causa-efecto de los objetivos.

Obtienen información en tiempo real del Balanced Scorecard

Lo normal es crear objetivos, indicadores y proyectos para realizar análisis del avance del Balanced Scorecard. Aquí existe un verdadero problema en cuanto a cómo esto se gestiona, ya que la gran mayoría lo sigue haciendo con hojas de cálculo u otros sistemas que impiden obtener una trazabilidad de la información. Esta manera de gestionar los datos da pie a múltiples errores y es más lento. Además, si una organización tiene varias sedes, la compartición de la información es más complicada. No hay información en tiempo real, y esto es vital para la toma de decisiones.

Las organizaciones que ven ejecutada su estrategia suelen hacer uso de algún software que automatiza la gestión de la estrategia. Este tipo de herramientas, si son buenas, permiten realizar un planteamiento visual del Mapa Estratégico, lo hacen más dinámico y, lo más importante, ofrecen la posibilidad de obtener información en tiempo real de los indicadores.

ISOTools Strategy, el software que agiliza la gestión de la estrategia

ISOTools Strategy permite a las organizaciones implementar su estrategia empresarial mediante el modelo Balanced Scorecard o Cuadro de Mando Integral. Crear, comunicar y gestionar un CMI con ISOTools es contar con un software potente para la implementación de la estrategia.

Entre las ventajas de la plataforma ISOTools está la simplificación del manejo de KPIs, la visión global de la estrategia y los objetivos de la organización y la facilidad de seguimiento de los proyectos estratégicos y planes operativos que contribuyen a la consecución de la visión a largo plazo de la organización.

CTA Tira Cuadro de Mando Integral

-
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
top