Aplicación práctica del CMI: El Mapa Estratégico III
contacto
SOFTWARE DE GESTIÓN PARA LA EXCELENCIA EMPRESARIAL Demo Login +34 957 102 000
Blog Calidad y Excelencia

Aplicación práctica del Cuadro de Mando Integral: El Mapa Estratégico III

Ejecución de la Estrategia

Cuadro de Mando Integral

En esta serie de artículos estamos analizando los pasos necesarios para poner en marcha el Cuadro de Mando Integral o Balanced Scorecard. El objetivo garantizar el éxito en su aplicación práctica.

Hasta el momento hemos tratado los siguientes pasos necesarios para una exitosa aplicación práctica del CMI:

  1. Definición de la estrategia. La estrategia es el cimimiento del Balanced Scorecard, por ello debe estar correctamente definida.
  2. Estructura Organizativa. En este sentido es importante que la estructura esté al servicio de la estrategia y no a la inversa.
  3. El Mapa Estratégico. Es la hoja de ruta que marcar los objetivos estratégico y el fin último, que es la visión.

CTA Botón Cuadro de Mando Integral

Haz click aquí y descárgate el Ebook: El Cuadro de Mando Integral - Balanced  Scorecard

El Mapa Estratégico debe ser visualmente sencillo

En relación al Mapa Estratégico, debemos destacar que éste no debe tener infinidad de conectores, ya que esto lo haría más complejo y dificultaría su legibilidad e interpretación. Atendiendo a la naturaleza integral del modelo CMI, las relaciones entre los objetivos deben ser causales. De esta forma, ayudamos a que sea un sistema verdaderamente interrelacionado.

Es necesario que al plantear el Mapa Estratégico, este sea visualmente sencillo. Esto favorecerá su aplicación práctica cuando los niveles inferiores comiencen a operar en su ejecución, ya que lo comprenderán fácilmente. Incluso es recomendable hacer uso de diferentes colores, por ejemplo, los corporativos, para ayudar a identificar los diferentes bloques.

Indicadores o Inductores en el Mapa Estratégico

Para poner en movimiento el Mapa Estratégico debemos hacer uso de los indicadores. Deben ser pocos y bien elegidos, como viene siendo la pauta general en todo lo relacionado con estrategia. Los indicadores son sólo una herramienta para conseguir los objetivos, ese es el fin último. El Cuadro de Mando Integral no es un modelo de indicadores, si no de objetivos estratégicos, por lo que debemos focalizarnos en ellos.

Existen dos tipos de indicadores o inductores:

  • Indicadores de resultado: Son los que se refieren a los efectos.
  • Indicadores de tendencia o de causa: El CMI es un modelo causal que nos permite llegar al origen de los posibles problemas o resultados no esperados. Estos indicadores se refieren a esos orígenes.
  • Esta división coincide con las existente entre las dos grandes áreas del Cuadro de Mando Integral:

    • Perspectivas de efecto: Financiera y clientes
    • Perspectivas de causa: Procesos Internos y Aprendizaje

    Por tanto, debemos asociar los indicadores correspondientes a los objetivos que deseemos alcanzar en estas dos grandes áreas.

    Indicadores de resultado

    Son esos indicadores que nos expresan si hemos conseguido el resultado esperado con un objetivo, por ejemplo: los beneficios, el ROI, el número de clientes, etc. Si se ha alcanzado la meta, el indicador nos devolverá un resultado positivo expresado con el color verde, de lo contrario se muestra en rojo. En tal caso, hay que detectar las causas de este fracaso.

    Indicadores de tendencia o causa

    Son los que miden la acción, el movimiento. Lo que mide un inductor de tendencia es el grado de desempeño que se alcanza para conseguir un objetivo. Son tan importantes como los indicadores de resultado, por lo que debemos prestarles la misma atención.

    Los indicadores deben tener un valor, que será lo que dé luz al objetivo. Para medir el valor de un indicador existe una tipología de acciones entre las que podremos elegir.

    Se puede definir el valor de un indicador o inductor según su evolución derivada de la meta general. También, podemos hacer un estudio de los líderes del sector y ver, frente a determinado factor crítico, cómo es el desempeño de los mejores.

    Las ventajas de plantear el Mapa Estratégico entorno a Líneas Estratégicas

    En este artículo explicamos el elemento Línea Estratégica: Aplicación práctica del Cuadro de Mando Integral: La Estrategia II.

    La principal ventaja de hacer esta división por líneas es la posibilidad de despiezar el Mapa y tratar cada línea estratégica de forma independiente en lo que ejecución se refiere. Esto lo hará más fácil y accesible, nos permitirá asignar un responsable y crear equipos de líneas.

    El responsable, que será un alto nivel directivo de la organización, ha de asegurarse de que el trabajo de la línea estratégica no pare, y si un elemento se ha bloqueado, su trabajo es desbloquearlo.

    Software Cuadro de Mando Integral

    Trabajar con el Mapa Estratégico y el resto de elementos del modelo Cuadro de Mando Integral es simple si se automatiza su gestión. Hace más ágil, simple y certero el sistema en tareas como controlar la información documentada o el seguimiento y la planificación de actividades.

    El software ISOTools Excellence transforma el Balanced Scorecard un sistema de gestión simple de administrar al convertirlo en un modelo bastante visual. Según la base teórica del ciclo PHVA y el enfoque hacia el desempeño, este software da la posibilidad de sacar todo el partido al Cuadro de Mando Integral y facilitar su ejecución.

    CTA Tira Cuadro de Mando Integral

    -

    1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
    Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
top