¿Cómo prepararse para implementar un Sistema de Gestión Ambiental?
contacto
Quality & Performance Management Software Demo Login +34 957 102 000
Blog Calidad y Excelencia

¿Cómo prepararse para implementar un Sistema de Gestión Ambiental?

Norma ISO 14001: Sistema de Gestión Ambiental

La implementación de la norma ISO 14001 suministra herramientas para las empresas interesadas en reafirmar su compromiso medioambiental. Requisitos, directrices y un conjunto de buenas prácticas son algunos de los elementos que forman parte de este estándar, cuyo objetivo principal es la adopción de un Sistema de Gestión Ambiental (SGMA).

IC-ISO-CTA Boton ebook 14001

Descárgate el e-book: Implantación de los estándares de seguridad alimentaria.  Una inversión de futuro. 

ISO 14001: condiciones, requisitos y otros elementos

Para que la implementación de la norma ISO 14001 resulte exitosa, es preciso que las empresas abonen el terreno con decisiones previas. Aunque en cada caso los objetivos medioambientales son distintos, sí que podemos hablar de un conjunto de acciones que facilitan dicho proceso. Veamos en qué consisten:

  • Definir una Política Ambiental:

Así como es fundamental que cada empresa defina una misión y una visión sobre su actividad comercial, también lo es que elabore un documento en el que se recojan sus objetivos y metas ambientales. Es decir, aquello que justifica la implementación de un SGMA y el alcance que quiera darle al mismo. La Política Ambiental tiene que ser estratégica y asegurara la participación de todos los integrantes de la compañía, pues de lo contrario los resultados no serán los esperados.

  • Identificar prioridades en materia medioambiental:

Por supuesto, no todos los objetivos tienen la misma importancia. Por ejemplo, una empresa productora de frutas debe centrar sus esfuerzos en la conservación de la tierra y las buenas prácticas para el cultivo y la siembra, mientras que otra dedicada a la extracción de minerales acogerá como prioridad el buen uso de los recursos naturales. Hacia estos elementos debe orientarse un SGMA. Sin embargo, esto no quiere decir que se desatiendan las otras fases de la cadena productiva.

  • Señalar los impactos ambientales:

En este sentido, es fundamental que la dirección de cada organización y las áreas asociadas a ésta señalen aquellas prácticas que tengan un impacto directo sobre el entorno. Esto facilitará mucho más la implementación de un SGMA.

  • Destinar los recursos necesarios para un SGMA:

Un elemento importante son los recursos disponibles. Las empresas no sólo deben tener voluntad de reafirmar su compromiso medioambiental, sino también poseer los recursos humanos, logísticos, técnicos y económicos para que ésta se traduzca en acciones y soluciones concretas. De nada sirve elaborar un plan de compromiso medioambiental con acciones que estén fuera de las posibilidades de la empresa. Todas las proyecciones, que por lo general se recogen en los presupuestos, deben ser realistas, verosímiles y acordes a cada situación.

 

¿Recuerdas las fases de la certificación ISO 14001?

Para finalizar, hagamos un breve repaso por las fases del proceso de certificación de un Sistema de Gestión Medioambiental:

  1. Autodeclaración: la empresa audita su propio SGMA y se declara en condiciones de recibir una auditoría del organismo encargado para que acredite que cumple con los requisitos establecidos por la norma.
  2. Revisión de la documentación: los auditores autorizados hacen una revisión de la documentación solicitada en el estándar.
  3. Evaluación preliminar: el equipo de profesionales hace una primera visita al sitio y lleva a cabo una evaluación de la situación de la empresa.
  4. Evaluación inicial: el organismo encargado realiza una segunda evaluación en la que se centra en las recomendaciones hechas en el paso previo.
  5. Evaluación principal: el equipo evaluador regresa a la organización y lleva a cabo una revisión a fondo sobre el SGMA. Esta vez, su labor consiste sobre todo en verificar si se cumplen los requisitos de la norma ISO 14001.
  6. Certificado y registro: si la evaluación resulta positiva, la organización recibe un certificado, el cual debe ser notificado al organismo responsable de la supervisión de la norma ISO 14001 en cada país.

 

¿Por qué es importante la fase previa a un SGA?

Como todo proceso, la Gestión Ambiental requiere de un análisis previo que sirva para asentar lo que más adelante será un SGMA. Cuanto más real y minucioso resulte este estudio, mayores posibilidades de éxito tendrá la organización al implementar las decisiones que reafirmen su compromiso medioambiental.

Una herramienta que puede facilitar este proceso, así como el de la implementación, el mantenimiento y la automatización de un SGMA, es la plataforma ISOTools, la cual ya se encuentra adaptada a la nueva versión de la norma ISO 14001.

 

IC-ISO-CTA Tira ebook 14001

New Call-to-action

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR