Requisitos para aplicar un sistema de Gestión Ambiental
contacto
SOFTWARE DE GESTIÓN PARA LA EXCELENCIA EMPRESARIAL Demo Login +34 957 102 000
Blog Calidad y Excelencia

Requisitos para aplicar un sistema de Gestión Ambiental

Norma 14001: Sistema de Gestión Ambiental

Las empresas están obligadas a medir el impacto de sus actividades en el entorno en el que operan. Una de las herramientas más empleadas para ello es el Sistema de Gestión Ambiental (SGA) de la norma ISO 14001, el cual direcciona las decisiones de las empresas hacia la conservación de los ecosistemas.

IC-ISO-CTA Boton ebook 14001

Descárgate el e-book: Implantación de los estándares de seguridad alimentaria.  Una inversión de futuro. 

 

¿En qué consiste un Sistema de Gestión Ambiental?

Un Sistema de Gestión Ambiental es más que una serie de acciones de carácter preventivo. De hecho, la prevención es sólo uno de los aspectos que lo definen, siendo su principal objetivo el introducir en las compañías una política de conservación y de mejora hacia los entornos y el ambiente en general.

De unos años para acá, cada vez son más las empresas que implementan sistemas de estas características. Lo que antes era visto como una decisión aislada, ahora es más que una necesidad en el escenario global. El reto de entornos limpios y de ecosistemas bien conservados se ha extendido a todos los sectores del comercio y la industria.

En este sentido, conviene mencionar algunos objetivos esenciales que tiene un Sistema de Gestión Ambiental en las organizaciones:

  • Garantizar el cumplimiento de la legislación.
  • Identificar los aspectos negativos de la actividad de cada organización.
  • Analizar los riesgos del impacto medioambiental.
  • Concretar objetivos y metodologías de trabajo en el tema ambiental.
  • Gestionar el presupuesto adecuado para esta área.

¿Qué necesita una empresa para implementar un SGA?

Por supuesto, la adaptación de un SGA depende de las circunstancias, la empresa que lo implemente, la actividad comercial y el entorno en el que opera. Es decir, en el fondo se trata de que cada organización se adapte lo mejor posible a las directrices que fija la norma ISO 14001 sobre Gestión Ambiental.

El marco de esta normativa señala, sin embargo, unos mínimos que deben cumplir las empresas que deseen obtener esta certificación. Veamos cuáles son:

Política ambiental:

Las esferas directivas de cada compañía deben establecer las líneas de acción en el tema medioambiental. Esto es lo que se conoce como política ambiental, categoría en el que entran elementos como la mejora continua, la prevención de actividades de impacto negativo, la formación del personal, los recursos y el marco jurídico y legal que engloba dichos esfuerzos.

Objetivos y metas:

Las organizaciones deben tener unos objetivos específicos en esta materia, pues ellos encarnan el sentido que se le otorga a un SGA. Dichos objetivos deben estar documentados para cada función y nivel de la compañía.

Identificar aspectos ambientales:

Las empresas deben, además, definir cuáles son aquellas acciones sobre las que es necesario intervenir para mitigar su impacto sobre los entornos. Por lo general, esto se hace en función de la actividad comercial. Algunos ejemplos de estas acciones son las emisiones de gases, el uso del agua, la gestión de residuos, la contaminación de suelos y el empleo de materias primas y otros recursos naturales.

Requisitos legales:

Independiente del sector en el que operen, las empresas están en la obligación de cumplir con la legislación vigente en materia ambiental. La norma ISO 14001 lo considera uno de los requisitos fundamentales para mitigar el impacto sobre los entornos. De hecho, este estándar es una guía eficaz para aquellas compañías que no sepan cómo adaptarse a dichos marcos.

Documentación requerida:

Para iniciar un proceso de implementación de un SGA, cada organización tiene que haber documentado previamente elementos como: información del proceso, organigramas, normas internas, procedimientos operativos y planes de situación de emergencia. Todo esto es, digamos, la base documental para aplicar la norma ISO 14001. Además, la puesta en marcha de este tipo de sistema, requiere tener en cuenta aspectos como:

– Normas y otras regulaciones.

– Información sobre productos manipulados por la organización.

– Inventario y caracterización de las fuentes contaminantes.

– Licencias y estudios ambientales.

– Planes de tratamiento de desechos y materiales de impacto negativo.

 

Marco de aplicación de un Sistema de Gestión Ambiental

Los requisitos para implementar un Sistema de Gestión Ambiental no sólo tienen que ver con las actividades de las empresas y las condiciones en las que se llevan a cabo dichas acciones. También es importante  el cumplimiento de las diferentes legislaciones en el área medioambiental, ya sean locales, regionales o nacionales.

ISOTools es una plataforma informática que hace más sencilla la implementación de un sistema de estas características. Además, lo relaciona con normativas similares como ISO 9001, ISO 27001 o la OHSAS 18001.

 

IC-ISO-CTA Tira ebook 14001

New Call-to-action

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4,50 out of 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
top