Claves para implementar el análisis DAFO en una empresa
contacto
SOFTWARE DE GESTIÓN PARA LA EXCELENCIA EMPRESARIAL Demo Login +34 957 102 000
Blog Calidad y Excelencia

Claves para implementar el análisis DAFO en una empresa

La gestión de Riesgos Corporativos

El modelo de Riesgos Corporativos (en inglés: Corporate Governance) es el que permite identificar, analizar y evaluar las principales amenazas a las que está expuesta toda organización en su ejercicio diario. El objetivo es minimizarlos, reducirlos, y, dentro de lo posible, eliminarlos para que no interfieran en el alcance de objetivos.

¿Qué es un análisis DAFO? ¿Para qué sirve?

Desde que hace un par de décadas surgió como modelo de análisis de competencias para las empresas, el análisis DAFO se ha convertido un referente en su campo. Todos los emprendedores o directivos, conscientes o no, han elaborado alguna vez un ejercicio de estas características.

Conocido también como análisis FODA, este modelo de plantea la división del negocio en cuatro aspectos esenciales para su correcta evaluación: Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas.

La herramienta ha sido empleada sobre todo por aquellos emprendedores que dan sus primeros pasos en el sector comercial. Sin embargo, también es útil para otros tantos que se plantean la expansión a otros mercados, el lanzamiento de nuevos productos y hasta la renovación o reestructuración de su marca.

Antes que nada, la organización que quiera implementar un análisis DAFO debe tener claro qué se entiende por cada uno de estos conceptos. Aunque no hay un acuerdo final, las cuatro categorías se pueden definir de la siguiente manera:

  • Debilidades: perjuicios de la organización en función de los objetivos.
  • Amenazas: condiciones externas que dificultan la consecución de los logros.
  • Fortalezas: atributos internos de la organización.
  • Oportunidades: condiciones externas útiles para alcanzar los objetivos.

Lo anterior pone de manifiesto la relación entre los factores internos y externos que intervienen en el desempeño de una compañía. De las variables de estos elementos y, por supuesto, de su buena gestión, dependerá en parte el éxito o el fracaso de los planes que cada organización lleve a la práctica.

 

Haz click aquí y descárgate el Whitepaper: Las claves del Éxito en la Gestión  de Riesgos

Pasos para implementar un DAFO en mi empresa

Para llevar a cabo un análisis DAFO de tu negocio, es necesario seguir una serie de pasos:

1. Definición del objetivo:

Antes hemos hablado de que las cuatro categorías del DAFO dependen casi en exclusiva del objetivo que la empresa persiga con la realización del análisis. Pues bien, se trata del origen de todo. Ningún DAFO surge de la nada ni se pone en marcha improvisadamente. Tiene unos objetivos concretos.

2. Fortalezas/Debilidades:

Son los aspectos internos de la organización. Es decir, aquellos que se gestan en el corazón de cada compañía y que juegan a favor y en contra de la consecución de sus objetivos. Tanto las fortalezas como las debilidades pueden identificarse en función de la relación de la empresa con estas variables:

– Objetivo o clientes

– Marca

– Infraestructura

– Tiempos

– Información y comunicación

– Tecnología

– Estabilidad financiera

3. Amenazas/Oportunidades:

Por el contrario, en este apartado nos referimos a los elementos externos que impulsan o retrasan el alcance de las metas corporativas. Al igual que en el paso número dos, existen variables para determinarlos:

– Impacto

– Envergadura y tasa de crecimiento

– Productos sustitutos

– Barreras de entrada y de salida

– Negociación con proveedores

– Competidores

4. Evaluación de estrategias:

Definidos y revisados los elementos de las cuatro listas, el siguiente paso es la evaluación y elección de la estrategia más adecuada. Esta estrategia debe ser integral, es decir, que se apoye tanto en fortalezas y oportunidades y que ayude a minimizar las debilidades y las amenazas. No necesariamente es una, pero en los casos en que haya dos o más es necesario establecer un nexo entre ellas para evitar dispersión en la consecución de los objetivos.

5. Desarrollo y seguimiento:

Finalmente, la estrategia cobra forma y se aplica en las áreas que lo ameriten. Pero no basta con eso. Tan importante como la ejecución es el seguimiento que se haga, pues a partir de las evaluaciones periódicas se puede garantizar la continuidad del análisis DAFO y la obtención de resultados.

 

Componentes para la Gestión de Riesgos Corporativos

En un sistema de Gestión de Riesgos, todos los elementos se encuentran relacionados. Nada funciona de manera aislada. Así, tenemos que en la red del modelo de riesgos se incluye elementos como ambiente, objetivos, actividades, probabilidades de impacto, actividades de control, información y supervisión y evaluación.

El software de ISOTools es una herramienta tecnológica que puede ayudar a poner en marcha un Sistema de Gestión de Riesgos Corporativos según la lógica PHVA: Planear, Hacer, Verificar y Actuar.

 

responsabilidad-social-corporativa

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
top